El ejercicio de Yoga es muy eficaz en las mujeres embarazadas, los principales beneficios que te aporta son: ayuda a aliviar la fatiga, reduce el estrés y te prepara para el momento del parto. Si estás embarazada y quieres sentirte estupenda durante estos nueve meses, en el parto y después del parto; te recomendamos este artículo sobre Yoga prenatal para la mujer embarazada, donde encontrarás la motivación necesaria para comenzar.

yoga embarazo pos portada

Durante el embarazo, necesitarás la energía suficiente para relajar la pelvis, para calmar la ansiedad y algunas pequeñas dolencias específicas. El Yoga, por ser una práctica antigua de la India con muchas virtudes, cumple todas estas funciones. El trabajo corporal está orientado a restaurar el equilibrio de tu cuerpo y mente, porque se basa en posturas y estiramientos específicos, con ejercicios de respiración. Lo ideal es que lo practiques antes de embarazarte, pero a partir del primer mes también resulta muy beneficioso. Sin embargo, te recomendamos no practicarlo sola y sin instrucciones previas.

Canalizar la energía vital:

La práctica regular del yoga te permitirá tonificar tu cuerpo, tus músculos y principalmente, a aumentar lo que se llama en la India, la energía vital. Esto se logrará en parte, a través de la respiración, pero también a través del uso de las posturas que hacen circular la energía.

yoga energia vital

Control de dolencias menores:

Esto es inevitable, el feliz acontecimiento se acompaña también de pequeñas dolencias. Con el peso del bebé, tu espalda tenderá a arquearse y sufrirás del dolor bajo de espalda. En el yoga, las posturas están diseñadas para aflojar la columna porque te tonifica los músculos y te ayuda a la reactivación linfática, lo que te proporciona una sensación de ligereza y elimina el dolor de espalda. Cada postura es una oportunidad para conectarte con una sensación de fuerza interior, que te ayudará a eliminar cualquier dolencia.

yoga dolencias menores

El yoga trimestre a trimestre:

Primer trimestre: Aprendes a conocer tu cuerpo y a eliminar la fatiga que proporcionan estos primeros meses de embarazo. Los ejercicios están focalizados a brindarte relajación y a ayudarte a adaptarte al cambio, tanto interno como externo. Aprendes a superar rápidamente las molestias de las náuseas y mareos que normalmente se presentan en esta fase de la gestación.

Calm Asian pregnant woman

Segundo trimestre: En esta etapa de embarazo, las posturas implican mayor flexibilidad de tus articulaciones, fortalecimiento de tus músculos y el inicio de conexión con tu bebé que ya comienza a manifestar sus primeros movimientos. Los ejercicios de respiración con ambas manos en el estómago, facilitarán la conexión con tú bebé.

Yoga segundo-trimestre

Tercer trimestre: Las posturas de este periodo, están más focalizadas a la tonificación de los músculos y a enseñarte cómo compenetrarte más con tu bebé. Estas posturas, también te proporcionarán tranquilidad; minimizando la pesadez de estos últimos meses, cuando te preparas para el momento del parto.

 

Yoga tercer-trimestre

Aprovecha los beneficios de este excelente ejercicio como es el Yoga prenatal y disfruta de tu embarazo en todas y cada una de sus fases. Inclusive, después del parto te sentirás en forma para seguir avanzando en esta importante disciplina.

Dejar una comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here