Cambiando todo a la vez por lo general conduce a la trampa o a renunciar a tu nuevo plan de alimentación. Para poner en marcha una planificación de una dieta saludable, sólo tienes que adoptar una serie de pasos pequeños y manejables, como por ejemplo, la adición de una ensalada a tu dieta una vez al día en lugar de un cambio drástico grande. A medida que los pequeños cambios se convierten en hábito, puede seguir añadiendo más opciones saludables. Conoce estos tips para lograr una nutrición saludable.

  1. Prepara más a menudo tus propias comidas. Cocinar más comidas en casa puede ayudarte a escoger mejor lo que vas a comer. Este control no lo tienes si eres de los que come generalmente en restaurantes.
  1. Hacer los cambios de forma adecuada. Al cortar el consumo de alimentos poco saludables en tu dieta, es importante reemplazarlos por alternativas más saludables. Sustitución de grasas trans con grasas saludables (como el cambio de pollo frito por un pescado a la plancha); esto sin lugar a dudas, hará una diferencia positiva en tu salud.
  1. No te preocupes demasiado. En lugar de estar demasiado preocupado con el conteo de calorías, piensa en tu dieta en términos de color, variedad y frescura. Céntrate en evitar los alimentos envasados y procesados y opta por los ingredientes más frescos.
  1. Lee las etiquetas. Es importante ser consciente de lo que contienen los alimentos: Los fabricantes generalmente esconden grandes cantidades de grasas no saludables o azúcar en los alimentos envasados, incluso en aquellos alimentos que afirman ser saludables.

  1. Dale importancia a cómo te sientes después de comer. Esto ayudará a fomentar nuevos hábitos saludables. Cuando comes una comida sana, verás que te sientes mucho mejor después de comer. Mientras que después de ingerir comida chatarra, seguramente te sentirás incómodo, con náuseas y mucha pesadez. Tú decides cómo te quieres sentir.
  1. Bebe abundante agua. El agua ayuda a eliminar los productos de desecho y toxinas de nuestro cuerpo. Por lo que una buena hidratación es indispensable para prosperar en una nutrición saludable.

También te puede interesar: Los alimentos que te ayudarán a fortalecer tu salud

La moderación es la clave

La clave para cualquier dieta saludable es la moderación. Pero, ¿qué es la moderación? En esencia, esto significa comer sólo toda la comida que tu cuerpo necesita. Es importante que te sientas satisfecho al final de una comida. La moderación es también cuestión de equilibrio; a pesar de lo que las dietas de moda nos hacen creer, todos necesitamos un equilibrio de proteínas, grasas, fibra, carbohidratos, vitaminas y minerales para mantener un cuerpo sano.

Para muchos de nosotros, la moderación también significa comer menos de lo que comemos actualmente. Pero esto no significa eliminar alimentos que te gustan. Comer tocino para el desayuno una vez a la semana, por ejemplo, se podría considerar dentro de la moderación, si se respeta el equilibrio en el almuerzo y la cena.

Tómate tu tiempo: Deja de comer antes de sentirte lleno. En realidad siempre es cuestión de unos pocos minutos para que tu cerebro le indique a tu cuerpo que ha comido lo suficiente, por eso es recomendable comer lentamente.

Dejar una comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here