Históricamente ha existido una preocupación entre los padres en cómo afecta el entrenamiento de fuerza en el crecimiento del niño o adolescente. En este artículo te queremos informar acerca de esta creencia, sus mitos y en todo caso, la rutina de entrenamiento de fuerza ideal para jóvenes.

Hay estudios que certifican que es un mito que el entrenamiento de fuerza causa daños en las placas de crecimiento de los niños, lo que causaría una disminución del crecimiento en estatura y se especuló, que este tipo de entrenamiento, podría dañar la composición de las coyunturas epifisarias, o “placas de crecimiento”, desde el cual el hueso continúa su crecimiento hasta alcanzar el tamaño del esqueleto completo. Esta creencia no se basa en hallazgos científicos, sino en una anécdota.

Por el contrario a esta creencia, el entrenamiento de fuerza mejora la densidad de masa ósea en los niños y adolescentes. Sin entrar en demasiados detalles, el ejercicio, y concretamente, la carga de peso, conduce a la acumulación de calcio en los huesos, lo cual es adecuado. Al hacer ejercicio a una edad temprana, los niños y jóvenes, pueden dar a sus huesos una ventaja en la lucha contra la osteoporosis.

joven portada

¿A qué edad puede comenzar un niño el entrenamiento de peso?

Se ha comprobado que los niños de tan sólo seis años de edad pueden participar con seguridad en los programas de entrenamiento de fuerza.

¿Qué tipo de programa de entrenamiento es ideal para tu? “

Seguro habrás oido “Si no hay dolor, no hay ganancia”. Esto no se aplica a los niños y jóvenes. Los niños deben seguir un programa sensato. No puedes esperar que los niños lleven a cabo una actividad con la misma intensidad o volumen de un adulto. La forma apropiada y la ejecución de todos los ejercicios, es mucho más importante que la cantidad de peso levantado. Se recomienda también este artículo de entrenamiento de fuerza para principiantes:

Consideraciones:

  • De dos a tres días de entrenamiento es suficiente para obtener los beneficios esperados.
  • Cada sesión debe comenzar con un calentamiento, preferiblemente cardiovascular.
  • El niño o adolescente debe realizar un ejercicio para cada grupo muscular principal usando el rango de 12 a 15 repeticiones.
  • Al finalizar la rutina debe realizar un enfriamiento y un estiramiento

joven 3

Programa de entrenamiento de fuerza para niño o adolescente. (Recomendamos el uso de máquinas de pesas para esta etapa)

20 minutos:

  • De ejercicio cardiovascular (cinta de correr, bicicleta estática elíptica, etc.)

 20-30 minutos:

Entrenamiento con pesas:

  • Extensión de piernas 1 x 12-15 (cuadríceps)
  • Leg Curl 1 x 12-15 (bíceps femoral)
  • Permanente Aumento 1 de pantorrillas X 12-15 (terneros)
  • Máquina press de banca 1 x 12-15 (pecho)
  • Máquina de la fila 1 x 12-15 (Volver)
  • Máquina Curl de bíceps 1 x 12-15 (bíceps)
  • De tríceps Pressdown 1 x 12-15 (tríceps)
  • Crujidos 1 x 12-15 (Abs)

 10 minutos:

De estiramiento

joven 2

Una vez que el joven logre completar fácilmente 15 repeticiones con un peso adecuado, puedes aumentar el peso de 2,5 a 5 libras.

Este entrenamiento de fuerza para adolescentes, es seguro y puede ser muy beneficioso si se hace correctamente. Antes de comenzar un programa, el niño o adolescente debe tener una evaluación médica por un especialista. No es de vital importancia que cada sesión de ejercicio sea más intensa que la anterior, siempre y cuando el joven esté progresando.

Dejar una comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here