Existen diferentes tipos de ejercicios para mantenerse en forma y perder peso, como los ejercicios aeróbicos y anaeróbicos de los que hoy queremos hablarte. Conoce las diferencias entre las rutinas aeróbicas y anaeróbicas y aprende a sacarle provecho a este tipo de actividad física.

Diferencias entre actividad física y ejercicio

La actividad física en su conjunto se refiere a todos los movimientos por el cual el cuerpo consume energía, independientemente del estilo.

El ejercicio, sin embargo, consiste en movimientos ordenados, calculados, planificados y repetitivos, cuyo objetivo es mantener el cuerpo sano y en buena forma. Este tipo de ejercicios se puede practicar en casa, en los gimnasios, en la piscina o al aire libre…

Cuando hablamos de ejercicio aeróbico y anaeróbico debemos separarlos, porque se trata de dos procesos fisiológicos distintos que el cuerpo experimenta cada vez que se enfrenta a una actividad física.

Aeróbicos y anaeróbicos dos tipos de esfuerzos

Aeróbicos

Estos son los ejercicios que se enfocan en múltiples grupos musculares y requieren esfuerzo físico sostenido en la duración. Los movimientos de esta actividad también elevan al máximo esfuerzo en el corazón y los pulmones.

Dentro de los ejercicios aeróbicos podemos mencionar los siguientes:

  • Caminar a paso ligero
  • Carrera a pie
  • Bicicleta
  • Natación
  • El baile

Beneficios del ejercicio aeróbico regular:

  • Mejora la resistencia del sistema cardiovascular y respiratorio
  • Reduce la tensión
  • Contribuye a bajar la tasa de colesterol malo (LDL) mientras que favorece el aumento en el colesterol bueno (HDL)
  • Ayuda a reducir la grasa y bajar de peso
  • Conducen a una mejor tolerancia a la glucosa y a una disminución en la resistencia a la insulina

Si quieres llevar a cabo un deporte aeróbico completo que contribuya de manera significativa en la quema de grasa, te recomendamos centrarte en ejercicios como el ciclismo, correr, caminar, remar, saltar la cuerda, baloncesto, el tenis… Todas estas actividades son excelentes para promover la salud y para esculpir la figura.

Los ejercicios anaeróbicos

A diferencia de los ejercicios aeróbicos, los ejercicios anaeróbicos implican un esfuerzo físico intenso y breve, con períodos muy cortos de reposo.

Algunos de los ejercicios anaeróbicos que podemos mencionar son:

  • Bombas o flexiones
  • Tablas abdominales
  • Levantamiento de pesas que conducen a un desarrollo de la masa muscular

Un ejercicio anaeróbico a diferencia de los aeróbicos, no se enfoca directamente en  quemar la grasa, sin embargo, con una práctica regular, se puede obtener de manera satisfactoria, el aumento de la masa muscular, por lo que obliga al cuerpo a gastar más calorías.

Una actividad anaeróbica altamente recomendable, es el Crossfit. En este enlace te invitamos a leer el artículo de crossfit para principiantes. Si eres mujer, te puede interesar este enlace que se refiere a los ejercicios de Crossfit con peso corporal para mujeres.

PRECAUCIÓN: Los ejercicios anaeróbicos requieren de un programa personalizado en el que los objetivos se definen y se establecen mediante la experiencia de un profesional. El consejo de un entrenador deportivo es necesario para lograr el ejercicio adecuado para disminuir o aumentar medidas y medir el progreso.

Tanto las actividades aeróbicas como las anaeróbicas, son excelentes para el progreso físico y el bienestar, por lo tanto, es simplemente cuestión de establecer las necesidades de cada individuo y saber escoger la más conveniente.

Dejar una comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here