Cuando se busca una apariencia definida en la musculatura, es necesario concentrarse principalmente en la reducción del porcentaje de grasa y no sólo en el desarrollo de los músculos. Para aplicar esta regla, el foco debe estar apuntando a la nutrición. Conoce los 7 principios alimenticios para una definición muscular.

  1. Las calorías son la base de la dieta seca

El principio básico de la pérdida de peso es crear un déficit de calorías para estimular el uso de la grasa almacenada en el cuerpo como energía. Se trata de comer menos grasa, menos hidratos de carbono o reducción combinada de ambos. 

  1. Aumentar la ingesta de proteínas

De las tres fuentes de energía principales como los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas, esta última es la que tiene el menor impacto en el almacenamiento de grasa. Esto no significa que tengas que saturarte de proteínas, pero, si implica un aumento del consumo de pollo, pavo o pescado en lugar de la ingesta de hidratos de carbono o grasas para satisfacer el hambre.

  1. El rebote de carbohidratos

A pesar de que la disminución de grasa e hidratos de carbono en la dieta diaria, induce a la pérdida de grasa almacenada en el cuerpo, se debe mantener una pequeña cantidad de hidratos de carbono durante períodos largos (más de 7 días) para no debilitar las reservas de glucógeno en los músculos. Los bajos niveles de glucógeno pueden provocar la pérdida de tejido muscular. Por lo tanto, deberás aumentar tu ingesta de carbohidratos entre 100 y 200 g una vez a la semana, para reponer el glucógeno lo suficiente como para evitar la pérdida de masa muscular y al mismo tiempo aumentar el metabolismo.

  1. Quemar grasa para aumentar el metabolismo

Los componentes tales como la cafeína y el guaraná presente en los quemadores de grasa, estimulan el sistema nervioso y aumentan el metabolismo, el cual es un activo importante en el momento de establecer una dieta para lograr una pérdida de grasa eficiente. 

  1. Comer más fibra

El aumento constante de la insulina está asociado con un almacenamiento más grande de grasa y con una mala combustión de tejido adiposo. Por lo tanto, es recomendable consumir fibra, ya que ésta retarda la digestión de los hidratos de carbono, lo que modera la secreción de insulina. 

  1. Los BCAA mejoran la recuperación y mantienen la masa muscular

La leucina, la isoleucina y la valina, son los 3 aminoácidos más importantes para la construcción de músculo y para prevenir el catabolismo (la descomposición de las proteínas musculares). La ingesta de estos suplementos antes y después del entrenamiento, también aumenta el metabolismo y la quema de grasa conservando la masa muscular.

  1. Los bajos niveles de azúcar en la sangre aumenta la pérdida de grasa

Cuando comemos pocos hidratos de carbono antes del entrenamiento, el azúcar en la sangre es deficiente y el cuerpo libera una hormona llamada noradrenalina, lo que tiene un impacto decisivo en la pérdida de grasa. Es por eso que tu comida ideal antes del entrenamiento, se debe componer de proteínas de fácil digestión, como el suero de leche, acompañado de hidratos de carbono (menos de 20 g) de fácil asimilación como avena, pan de trigo integral o fruta.

Dejar una comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here