Hay términos o palabras totalmente desconocidos para nosotros, algunos de ellos los escuchamos y en ocasiones nos preocupamos por averiguar pues la idea es culturizarnos y conocer o saber, pero en otras ocasiones simplemente ignoramos y es esa ignorancia responsable de algunos errores que cometemos, por falta de conocimiento.

No es prudente cerrar los ojos, la mayor riqueza es el conocimiento y en base a ello, avanzar como seres humanos, y nos referimos en esta ocasión a,  L-carnitina, palabra que es frecuentemente usada en el ámbito deportivo.

Generalmente  L-carnitina es asociada en la quema de grasa de nuestro cuerpo, y por ello en los gimnasios o las personas que realizan actividad física empieza a sentir curiosidad por saber más de ella, ¿pero realmente si tiene que ver con esto?

¿Pero, qué es entonces L-carnitina?

Es una molécula la cual asociada a los ácidos grasos promueve una oxidación en la mitocondria y por ello al realizar actividad física, podemos contar con la energía necesaria. Es decir la grasa que deseamos perder, debe estar ligada a la L-carnitina y es así como puede llegar a quemarse. Claro está que dependerá también de la dieta que sigamos, debe existir una dieta equilibrada, para que en verdad se produzca este efecto en nuestro cuerpo.

¿Qué fuentes naturales nos proporciona  L-carnitina?

Por excelencia podemos encontrar L-carnitina en las carnes y en los lácteos.  La disposición de L-carnitina es muy baja, por más que obtengamos en nuestro cuerpo L-carnitina el mismo será capaz de aprovechar solo una pequeña parte, ya que el resto será desaprovechado, estos suplementos no son  necesarios cuando incluimos una dieta equilibrada.

Las personas que no consumen carnes ni sus derivados, deben utilizar suplementos de L-carnitina, ya que como vegetarianos, presentan deficiencia de la misma y es importante en el rendimiento aeróbico del organismo.

Para tener mejor rendimiento en los ejercicios anaeróbicos y como agente antioxidante el uso de L-carnitina es potencialmente beneficioso. Dichos beneficios se empiezan a obtener al transcurrir 6 semanas de tomar este suplemento.

L-carnitina y algunos de sus beneficios:

  • Para las personas vegetarianas o veganas y que presentan deficiencia de L-carnitina, y realizan ejercicios aeróbicos.
  • Gran agente antioxidante y contribuye en los ejercicios anaeróbicos.
  • L-carnitina y la cafeína unidos presentan mayor beneficio en cuanto a la oxidación de grasa del cuerpo en reposo.

¿Qué dosis de L-Carnitina debo tomar?

Este es un suplemento seguro, pero debe ser tomada con discreción y en dosis adecuadas para cada caso en particular.

Por lo tanto entre 1000 y 2000 mg, es la cantidad recomendada habitualmente, pero esto puede variar, entre 1000 y 15000 mr. En el mercado encontrarán seguramente productos con una dosificación mucho más alta, sin embargo debes tener claro que esto no influirá en su eficacia.

30 minutos antes de empezar tu actividad física es el momento apropiado para tomar L-Carnitina, si se trata de bebidas que la contienen, puedes empezar a tomarlas 15 minutos antes de ejercitarte y después de realizar la actividad física.

Aprende a conocer tu cuerpo y las necesidades que pueda tener, no te apresures, ni te compares con los demás, todos tenemos necesidades únicas y entender esto es fundamental.

 

Dejar una comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here