Más común de lo que tú crees, es un dolor de espalda. Llega a ser tan incapacitante, que puede alejarte por un buen periodo de tiempo de tus labores diarias, y tomar medicamentos para este problema no siempre es la mejor solución. Llega un momento en el cual el organismo se niega a responder, volviéndose un ciclo donde el dolor y los medicamentos, se hacen verdaderos amigos.

Una opción mucho más sana y acertada es realizar ejercicios para aliviar el dolor de espalda. Una rutina fácil de ejecutar y realmente soluciona este inconveniente, pues esta patología de no reconocerse y tratarse adecuadamente, termina por instalarse en tu cuerpo y arruinarte la vida. No es lo que deseas y por ello, te sugerimos ponerle movimiento a tu cuerpo.

La idea es relajar y restaurar la posición correcta en tu postura, dándole a tu espalda la flexibilidad en poco tiempo y una mejoría notable. En este y en cualquier caso acudir al médico para que te evalúe y diagnostique es lo correcto, pues pueden existir algo más grave, que debe ser tratado por un especialista.

Ya con la autorización médica, puedes empezar esta simple rutina, son 3 ejercicios que bien ejecutados, harán que el dolor e incomodidad en la espalda se despidan de tu vida, y lo mejor de todo es que empezarás a sentir mejoría inmediatamente después de realizarlos.

Estos ejercicios para aliviar el dolor de espalda mejoran tu estado de salud y estado físico, contribuyendo con la  circulación sanguínea, y liberando la tensión muscular, evitando los espasmos y tonificando tu cuerpo.

Es hora de conocer esta sencilla rutina que cambiará tu vida drásticamente.

Giro de cadera

Este ejercicio debes realizarlo de pie y alejado de cualquier soporte, con los pies separados al ancho de tus hombros, pon tus manos sobre las caderas y contrae los músculos abdominales, luego gira tus caderas hacia la izquierda 6 veces y luego hacia la derecha 6 veces más. Es importante estar relajado y respirar de forma natural, durante su ejecución.

Torsiones de cintura

De pie y con las manos a los lados, totalmente relajadas, colocas tus  pies separados al ancho de los hombros, y sencillamente debes girar tus brazos de izquierda a derecha, al llegar a la parte inferior de la espalda debes dar una palmada. Todos los movimientos allí involucrados deben ser relajados, no debes hacer un esfuerzo extraordinario.

Respira profundamente y relájate. Tus riñones se masajean con este ejercicio, que lo que experimentarás al finalizarlo, será simplemente la ausencia de dolor, ¿lo puedes creer?

Flexiones de rodillas

De pie con los pies separados a lo ancho delos hombros y adoptando una posición relajada, coloca tus manos sobre una silla o mesa que te sirvan de soporte, contrae los músculos del abdomen y  exhala mientras doblas las rodillas e intentas bajar hasta donde puedas.

Inhala cuando estés de pie, no te esfuerces demasiado, en especial a tus rodillas. Repite este ejercicio por 10 veces.

Estos ejercicios se recomienda realizarlos tres veces al día, pues solo invertirán unos minutos en cada rutina y si le darás a tu cuerpo gran calidad de vida.

 

 

Dejar una comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here