Existen varios ejemplos de alimentos que te pueden ayudar a conformar un plan de menús con mucha eficacia para perder grasa rápidamente y mantener una buena definición. Aquí te presentamos una dieta para secar los músculos y mantenerlos definidos ideal para ti.

 

Comidas secas clasificadas por número de calorías

Hemos clasificado la comida seca preferentemente por el número de calorías diarias que traen. De hecho, este es un elemento muy importante a considerar en la elección de un menú para secar los músculos, adaptado a tu cuerpo.

Tener un objetivo clave para secar tus músculos es un paso muy importante, ya que éste consiste en reducir las calorías minimizando los niveles de grasa corporal. Sin embargo, hay que evitar la elección de un menú demasiado bajo en calorías para no causar fatiga adicional.

Plan para secar

Una dieta para secar los músculos no es un régimen clásico simple: la persona tiene que perder grasa mientras mantiene el músculo, reducir las calorías y sin deficiencia, disminuir los hidratos de carbono, manteniendo su potencia para el entrenamiento con pesas, es un poco más complejo que una dieta clásica para perder peso.

Reglas simples para aplicar en la dieta seca:

Las calorías útiles de proteínas y lípidos (grasas animales orgánicas, aceite de pescado, aceite de canola, las nueces, las semillas oleaginosas).

Tener un alto consumo de frutas y verduras: proporcionar vitaminas, minerales y fibra, pero sobre todo mantener el equilibrio ácido-base del cuerpo, ya que si este equilibrio se rompe, la fatiga se establece, la caída de rendimiento, la síntesis proteína es menor, y el riesgo de lesiones en las articulaciones son más importantes.

Seco y cardio: a menudo oímos que el ejercicio cardiovascular es esencial durante una dieta seca, esto es cierto y puede ser un valioso aliado. Sin embargo, el ejercicio cardiovascular requiere mucho cuidado y de no exagerar, para permitir la recuperación de los músculos. También hay que considerar los efectos secundarios: muy a menudo, las actividades de tipo cardiovascular tienden a aumentar la sensación de hambre. Así que cuidado de no tener un efecto contra productivo.

Por último, durante una dieta seca, hay que disminuir los hidratos de carbono, los cuales si no se utilizan bien, aumenta los depósitos de grasa.

También te puede interesar leer: Menú de 3000 Kcal para aumentar volumen muscular.

Ejemplo de menú para la seca

Merienda en la mañana:

– Polvos de proteína de suero de leche (caseína) o 20g:

– Avena: 15-30 gr

Un almuerzo práctico en caso de emergencia:

– Harina de avena: 50 g

– Requesón: 200 gr

– Suero de leche o caseína: 20-30 gr

– Aceite de pescado (10 ml o 1 cápsula de ácidos grasos omega 3)

– Mezclar todo y añadir un huevo entero

Almuerzo completo:

– Carne magra o pescado azul: 100 a 150 gr sazonada con aceite de nuez / oliva / canola

– Un plato de verduras

– Un pequeño plato de alimentos ricos en almidón: 50-60 gramos de arroz o pasta

– 1 fruta

Merienda para la tarde:  

– Proteína en polvo (suero de leche o caseína): 20g

– Semillas oleaginosas (almendras, nueces): 10-20 gramos (un puñado)

– Avena: 15 -30 gr

Cena:

Grasa o carne magra de pescado: 100-150 gr o 4 huevos enteros sazonados con aceite de nuez / oliva / canola

– Un plato de verduras

– 1 fruta

Antes de acostarse:

– Requesón: 100-200 gr

Al igual que todos los menús, los secos no son una excepción a la regla, debe adaptarse a tus necesidades. Ir sobre esa base, y si pierdes peso demasiado rápido, aumenta un poco los hidratos de carbono. Si por el contrario te estancas o aumentas de peso, bajar el consumo de hidratos de carbono.

Dejar una comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here