La adolescencia es la etapa de la vida, en la que empiezas a sentir inquietud  por aprender cosas nuevas, sientes curiosidad o necesidad por mejorar la apariencia de tu cuerpo, en tener unos músculos que hagan de ti, un chico más interesante indudablemente.

Sin embargo es un periodo de desarrollo, con el cual no hay que jugar y se debe tener precaución. Pues no debes alterar la genética, simplemente se puede estimular. Y es que el agrandamiento de bíceps en la adolescencia sin acudir al gimnasio es posible, teniendo disciplina y compromiso, para así lograrlo.

Deben entender que el hecho de no acudir al gimnasio para este ideal, incrementa un poco el trabajo que debes realizar, pero es importante tener un espíritu guerrero, sin caer en los extremos o apasionamientos, que te lleven a cometer una locura con tu cuerpo, es un proceso en el que la paciencia es la reina que debe predominar.

Entrenando en casa

En el gimnasio una rutina resulta más sencilla, ya que los aparatos que allí puedes encontrar se adaptan a los diversos ejercicios y ejecutarlos resulta un poco más fácil, el hecho de entrenar desde casa, incrementa el grado de dificultad, pero no es imposible y aquí tú ingenio sale a relucir.

Puedes valerte de cualquier objeto que sea resistente, posea peso y tenga manijas o una de ellas, que te permita realizar tu entrenamiento. Las jarras plásticas, una bolsa llena de objetos, o botellas de agua, son las herramientas caseras más utilizadas para las flexiones de bíceps. Debes valorar el peso que puedes soportar, y aumentar o disminuir la cantidad de objetos según tus necesidades.

Aumento muscular

Si tu consigna es la de aumentar tus bíceps, tu alimentación requiere de un seguimiento especial. En este caso las proteínas no pueden faltar para el buen desarrollo de la masa muscular.

Al levantar los objetos que tienes en casa para esta finalidad, las fibras musculares de tus bíceps parecen rasgarse  literalmente.  Al terminar el entrenamiento tu cuerpo envía células al sitio donde sucedió el desgarro y comienza la reparación de esas fibras, dichas células se multiplican y luego se fusionan con las fibras, dando como resultado músculos fuertes y mucho  más grandes.

Descanso indispensable

Por más que así lo quieras, y no descanses ni de día ni de noche, y te ejercites sin parar, no vas a lograr un incremento en tus bíceps, esto no es magia. Requieres de una buena dosis de paciencia, para observar los resultados que has esperado.

Luego de tu entrenamiento, debes descansar por lo menos 7 días para la recuperación y el crecimiento adecuado de cada grupo muscular. Este agrandamiento de bíceps lleva un buen tiempo y es necesario permitir que el cuerpo se recupere y evitar así desgarres en las fibras musculares, algo que terminaría retrasando tu ideal.

Recomendaciones

Tu dedicación es importante en todo objetivo trazado, el agrandamiento de bíceps en la adolescencia sin acudir al gimnasio  no va a suceder en instantes, lleva un tiempo considerable, teniendo en cuenta tu genética, tu constancia, alimentación y tu tranquilidad.

Al realizar este entrenamiento en casa, con las herramientas que has adaptado para ello, te recomendamos tener mucho cuidado, y evitar accidentes innecesarios.

 

Dejar una comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here