Es bien sabido que el ejercicio prenatal ofrece una gran cantidad de beneficios para la salud, tanto, que las organizaciones de salud mundial así lo afirman. Profesionales de esta área, recomiendan a las mujeres embarazadas, realizar al menos 30 minutos de actividad física de intensidad moderada todos los días, inclusive hasta le fecha del parto. Sin embargo, debes tener mucha precaución si llevas un bebé a bordo. En este artículo te queremos advertir sobre 9 tipos de ejercicios que debes evitar durante el embarazo, independientemente del nivel físico en que te encuentres.

emabarazo no recomendable 2

Ejercicios contraindicados durante el embarazo:

Hay un montón de ejercicios ideales para la mujer embarazada, de hecho, la mayor parte de la actividad física es perfectamente segura durante esta etapa. Sin embargo, hay algunos ejercicios que debes evitar llevar a cabo, tales como:

1.- Los que conllevan a un mayor riesgo de caídas o lesión abdominal: La gimnasia, el esquí alpino, el snowboard, patinaje sobre hielo, deportes de raqueta vigorosa, montar a caballo, ciclismo, deportes de contacto (como el hockey sobre hielo, fútbol o baloncesto), el buceo, el salto en bungee y patinaje.

2.- Los que implican estar acostado sobre tu espalda: Estos ejercicios están fuera de límites después del primer trimestre, ya que la posición podría hacer que el peso de tu útero ya aumentado de tamaño en esta etapa, comprima los vasos sanguíneos principales y restringen la circulación tanto a ti como a tú bebé, al mismo tiempo te pueden causar náuseas, mareos y falta de aliento.

emabarazo no recomendable 1

3.- Movimientos abdominales avanzados: Los abdominales completos o levantamiento de piernas, pueden hacer que el músculo abdominal se separe de la línea media o incluso, podrían causar un desgarre.

4.- Flexiones hacia atrás u otras contorsiones: Evita los movimientos que implican una flexión profunda o la extensión de las articulaciones, como flexiones de rodilla, ya que éstas pueden aumentar el riesgo de lesiones.

5.- Excesivos estiramientos: Si tus ligamentos nunca han sido tan flexibles, el embarazo no es el mejor momento para forzarlos, puedes ir poco a poco con prácticas de Yoga, pero nunca forzarlos. Si te duele, es mejor que pares.

6.- El buceo: Esta práctica puede restringir el oxígeno al bebé.

7.- Contener la respiración: Los ejercicios donde comprometes la respiración, no se recomiendan durante el embarazo. Tú y tu bebé necesitan un flujo constante de oxígeno.

8.- De pie inmóvil: Después del primer trimestre, pueden restringir el flujo de sangre, así que evita estos movimientos cuando practiques yoga, como la posición “árbol”, extender la mano al dedo gordo del pie, y el tai chi.

9.- Yoga o ejercicios en un clima muy caliente: Realizar ejercicios bajo estas condiciones, pueden aumentar demasiado tu temperatura corporal, lo que ocasionaría que la sangre se aleje de tu útero para desviarse hacia tu piel en busca de refrescar tu cuerpo.

Recomendaciones adicionales:

Si eres principiante, puedes comenzar tus practicas poco a poco, hasta lograr hacer los 30 minutos diarios, si ya eres una experta, recuerda que el entrenamiento debe ser para mantener tu nivel de condición física y no para establecer nuevas metas.

Mientras que los bebés a menudo se relajan en el útero durante un agotador entrenamiento, un aperitivo al terminar, puede animarlo nuevamente. El movimiento fetal debe volver a la normalidad dentro de las dos horas después de cada rutina.

El ejercicio durante el embarazo es importante, pero más importante aún, es la responsabilidad de no excederte y preservar tu vida y la del bebé; asegurando un embarazo sano y saludable hasta el final.

Dejar una comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here