Algunas posiciones de yoga contienen movimientos desafiantes, muchas de éstas son perfectas para desarrollar unos antebrazos de ensueño. Sin embargo, es importante señalar que estas posturas no son fáciles de realizar; la clave está en acumular suficiente fuerza en los brazos para poder levantar las caderas y el pecho repetidas veces.

En este artículo hablaremos de ochos posturas que se practican en el yoga y que son específicamente para desarrollar los antebrazos.

También te puede interesar leer: los mejores trucos para ejercitar los antebrazos

Como siempre, antes de comenzar cualquier práctica de ejercicios, es necesario calentar con unas cuantas rondas de gato, vaca y / o saludos al sol. Se pueden practicar estas posturas de forma secuencial. Es necesario prestar atención a las modificaciones y las señales de ajuste, para lograr desarrollar la fuerza y la alineación que se necesitan para alcanzar un verdadero éxito.

  1. Perro cabeza abajo (Adho Mukha Svanasana)

Una pose que requiere tanta fuerza en los brazos como en el núcleo, cuando se hace correctamente, el perro boca abajo desarrolla buenos músculos superiores del cuerpo.

  1. Plancha

La pose de plancha busca tonificar los brazos y los hombros, así como involucrar al núcleo completamente. Los omóplatos se activan en la parte posterior del núcleo para apoyar la espalda y la columna vertebral.

  1. Postura de la Cobra (Bhujangasana)

 

Esta postura obliga a los brazos a soportar el peso del tronco, es importante mantener esta pose por unos cuantos minutos, con la finalidad de desarrollar una buena fuerza en los brazos. Es importante relajar la zona lumbar y mantener la parte posterior del cuello largo. Arquear la espalda superior, tratando de pasar de la columna torácica en lugar de la zona lumbar o cervical. Es aconsejable hacer una pausa cuando se adopta esta posición para respirar profundamente y volver.

  1. Perro mirando hacia arriba (Urdhva Mukha Svanasana)

La mayor diferencia entre la actitud de la cobra y la forma ascendente del perro, es que los muslos se despegan completamente de la estera, dejando apoyada la parte inferior prácticamente de la punta de los pies.

  1. Delfin (makarasana)

Esta pose comienza con el perro hacia abajo y luego es necesario apoyarse completamente en los antebrazos a medida que se cambian las caderas hacia arriba y hacia atrás.

  1. Plancha con antebrazos

Acostarse boca abajo descansando en los antebrazos. Alinear los antebrazos con los hombros directamente sobre los codos. Comprueba que las muñecas se alinean con los codos. Asegúrate de que las manos se enfrentan y que las palmas permanecen planas.

  1. Tabla lateral (Vashistasana)

En esta pose en necesario levantar las caderas un poco y poner todo el peso del cuerpo en un solo brazo mientras te colocas en posición vertival. Los hombros, las caderas y los tobillos deben estar en una línea recta.

  1. Cuatro extremidades (Chaturanga Dandasana)

En esta pose deberás empezar con una plancha sencilla, luego apoya completamente los antebrazos y alinea todo el cuerpo. Contrae los abdominales y baja las costillas para mantener la parte central comprometida. Con tus muslos empujando hacia arriba y los talones empujando hacia atrás, realiza una línea perfecta de todo el cuerpo.

Dejar una comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here